sábado, 2 de julio de 2011

Impresionante belleza la del Templo de Ta Prohm (Camboya).

Ta Prohm es un templo jemer de finales del siglo XII, ubicado en el complejo de Angkor (Camboya).


Denominado originalmente Rajavihara ("monasterio real"), el templo sirvió como monasterio budista, llegando a alojar al menos a 12.640 personas.2 En la actualidad la fama de este templo se debe al hecho de ser uno de los pocos monumentos que todavía no ha sido "rescatado de la selva", pues fue el templo elegido por la Ecole Française d'Extreme Orient para mostrar el estado en el que se encontraban los templos de Angkor a finales del siglo XIX, cuando fueron descubiertos por los occidentales.1 A raíz de esta falta de intervención, el lugar ofrece una impactante combinación de ruinas y naturaleza que lo han convertido en una de las principales atracciones turísticas de Camboya.

  Historia
El templo fue encargado en 1186 por el rey Jayavarman VII, quien se lo dedicó a su madre, pocos años después de la construcción del templo de Preah Khan, dedicado a su padre. La imagen principal del templo representa a la diosa de la sabiduría Prajñāpāramitā, y fue esculpida tomando como modelo a la madre del rey.

El complejo, utilizado como monasterio real y universidad para los monjes budistas mahayanas, estaba mantenido por unos 80.000 súbditos, y según inscripciones de la época, entre sus posesiones se incluían 500 kg de oro, 40.000 perlas y miles de piedras preciosas.2 Tras la muerte del rey le sucede Jayavarman VIII, quien adopta la religión hinduista y destruye parte de la imaginería del templo.2 En épocas posteriores se añadirán nuevas salas que aumentarán la complejidad del conjunto, estando fechadas las últimas modificaciones a finales del siglo XIII, durante el reinado de Srindravarman.



Durante el siglo XV la zona de Angkor es abandonada, y con ella el templo de Ta Prohm. Durante los siguientes cinco siglos la selva ha ido colonizando progresivamente el templo, en particular mediante dos especies arbóreas dominantes: el ficus gibbosa1 y el tetrameles nudiflora. Cuando los franceses llegan a Angkor a principios de siglo XIX, deciden respetar el estado de este templo debido a sus extraordinarias cualidades paisajísticas, y también para conservar una muestra del estado inicial de los templos angkorianos en el momento de su descubrimiento. Es de señalar sin embargo que, a pesar de las apariencias, el templo sí ha experimentado diversas labores de mantenimiento: muchos de los árboles que crecían dentro del recinto han sido talados, y varias estructuras que amenazaban derrumbe han sido estabilizadas o apuntaladas, aunque siempre tratando de preservar esa atmósfera de ruina abandonada.



Arquitectura

El templo pertenece al estilo Bayon; el último "gran periodo" de la arquitectura jemer.5 Es uno de los primeros y mayores templos construidos por Jayavarman VII; un rey que edificará más de 15 durante su reinado, superando a cualquier otro rey jemer en cuanto a cantidad. Como consecuencia de lo prolijo de su producción, los templos de esta época están en general peor construidos.6


En torno al templo se extendía una superficie de unas 60 hectáreas destinadas a uso residencial, delimitadas por muro de laterita de 1.000 x 600 m interrumpido por gopuras; un tipo de entradas monumentales caracterizadas por una torre ornamentada. Las gopuras están adornadas con cuatro enormes rostros de buda —uno por cada punto cardinal— esculpidos en la roca.


En el centro de esta zona residencial aparece un nuevo recinto delimitado por un muro de laterita de 220 x 200 m, que a su vez contiene otro recinto más, delimitado por una galería columnada de 107 x 100 m en donde se encierra el núcleo del templo. Éste ocupa una superficie de una hectárea y posee una geometría compleja, estimándose que contenía hasta 39 prasat o templos piramidales. El centro del templo lo constituye un último recinto cuadrado de 30 m de lado con una torre central y varias edificaciones menores.


El templo estaba construido con arenisca, si bien partes de su superficie probablemente estuviesen decoradas con estucos y con planchas metálicas, ya desaparecidas.








Fuente: wikipedia

5 comentarios:

  1. Con este calor no estaria nada mal adentrarnos en la selva y visitar este ¡espectacular templo, y ya de paso jugar al esconder de noche allí tiene que ser de pelicula ¡que flipe¡.

    ResponderEliminar
  2. Les tengo que recomendar al "monstro polimorfo" y a "lisiada" este lugar, aquí pasarian inadvertidos
    con el paisaje y con las estatuas...hasta depredador se podria pasar unas vacaciones en Angkor sin ser visto, fijate si tiene arboles el tio para camuflarse.

    ResponderEliminar
  3. ¡ya has encontrado nuestro nidito de amor!
    fdo. "El Poli" y "La Lisi"
    Postdata: A predator no lo hemos visto aun,ya que el mu tonto siempre va de incógnito y no se deja ver...el sabrá lo que se pierde,porque hacemos unos tríos que te cagas.

    ResponderEliminar
  4. ¿Se admiten cuartetos?, es para ir haciendo las maletas, y para no estropear la imagen del trio ¿me disfrazo de Terminator o de Dark Vader?, porque si lo hago del Sr. Seagal voy a dar demasiado miedo y tampoco quiero colarme. La pena es que no hay niños, porque si no me podria disfrazar de Bertone con las gafas de cobra y entonces si iba a parecer el templo de la lujuria y el terror.

    ResponderEliminar
  5. huy si el templo es igualito que el planeta de alien.¿estará ¡¡¡¡¡Bishoooooppp!!!!!sálvame de los bishooooossssss!!!!!?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...